Noticias

Ventajas y Desventajas de una Auditoría Externa


La auditoría de estados financieros otorga mayor transparencia a las cifras de la Sociedad mercantil y claridad ante socios y terceros.

Los auditores de cuentas podemos proceder a analizar la calidad de un sistema de control interno a partir de una auditoría de calidad de la información financiera.

El proceso de auditoría de calidad de información financiera se centra en analizar profundamente todos los flujos de información y procesos de control, con el objeto de detectar donde se encuentran los controles de información fundamentales de la entidad.

Cuanto mejor funcionen dichos controles mejor será la información financiera que fluye y que acaba en los estados financieros de la entidad.

Por ello nos centramos en realizar una auditoría de calidad de procesos y controles una vez hemos identificado todos los flujos de información, departamentos implicados y detectado los controles fundamentales.

El muestreo en auditoría


El proceso de auditoria de cuentas anuales requiere que los auditores realicen una auditoría de las cuentas de ingresos y gastos, que normalmente es por procedimientos analíticos de auditoría y técnica de muestreo.

El proceso de auditoría de ingresos y gastos consiste fundamentalmente en dos aspectos, que los auditores verifiquen la realidad de los gastos y por otro lado un procedimiento de auditoría que incluye la correcta valoración de dichos gastos.

Para ello el proceso de auditoría de ingresos y gastos en referencia a la verificación física de la realidad de los gastos se centra en acudir a la sociedad y verificar fisicamente la realidad de dichos gastos.

Tipos de procedimientos de auditoría


La auditoría de estados financieros otorga mayor transparencia a las cifras de la Sociedad mercantil y claridad ante socios y terceros.

 La definición del proceso de auditoría consiste en planificar la revisión de los estados financieros partiendo del control interno, la tesorería, el inmovilizado, deudores, stock, fondos propios, pasivo corriente y no corriente y cuenta de resultados.

 El proceso de una auditoría de cuentas anuales se suele hacer en dos fases, una previa y una fase final. La fase previa de una auditoría contable se suele realizar con unos estados intermedios en los meses de Octubre a Diciembre, previos al cierre de ejercicio. La fase final de la auditoría de estados financieros se realiza en los meses de febrero a junio, en función de las necesidades del cliente.

 Una vez finalizado el proceso de auditoría, el auditor emite una opinión de auditoría sobre los estados financieros.

Páginas