Normas de auditoría interna gubernamental


Una auditoría gubernamental no suele ser de carácter obligatorio y es un buen punto de partida para mejorar su control interno y establecer procedimientos por escrito mejorados sobre los procesos que realiza.

El concepto de auditoría gubernamental es bastante amplio. La auditoría gubernamental se centra en mejorar los procesos administrativos de una entidad pública que ha ido ganando volumen y tamaño y precisa que se establezcan controles en los flujos de información entre departamentos y su propio personal funcional.

Los auditores de ITG están preparados para ayudarles en este tipo de procedimientos.

El resultado final del proceso de auditoría gubernamental debe quedar por escrito y los departamentos de la sociedad deben cumplir a rajatabla el procedimiento para que este mejor.

Una vez finalizada la auditoría de cuentas, la Sociedad puede requerir a la empresa de auditoría externa que verifique que se está cumpliendo el procedimiento escrito verificado en la auditoría gubernamental.

Una auditoría de este tipo trae como beneficios notables una mejora e los procedimientos rutinarios y una mayor fiabilidad de que la cadena administrativa funciona en el ente gubernativo.

En una auditoría gubernamental resulta complicado definir el concepto de auditoría de calidad ya que existen numerosos departamentos de carácter político que burocraticamente ralentizan el flujo de información,

Nuestros clientes precisan un servicio de auditoría de cuentas anuales obligatoria para otorgar una mayor fiabilidad a los estados financieros de la entidad para su análisis y evaluación por la Dirección de dicha entidad y por sus socios.

Share to: