Flujogramas de auditoría

El proceso de una auditoría contable consiste en planificar la revisión de los estados financieros partiendo del control interno, la tesorería, el inmovilizado, deudores, stock, fondos propios, pasivo corriente y no corriente y cuenta de resultados.

La planificación de una auditoría de cuentas se suele hacer en dos fases, una previa y una fase final.

Las fases de planificación de una auditoría se pueden describir como en una primera fase previa de una auditoría contable que se suele realizar con unos estados intermedios en los meses de Octubre a Diciembre, previos al cierre de ejercicio. La fase final de la auditoría contable se realiza en los meses de febrero a junio, en función de las necesidades del cliente.

Dentro de la planificación en fase interina lo que procedemos es a analizar los flujos de información y a partir de ellos analizar los controles sobre la misma y probarlos para ver si son efectivos y podemos confiar en ellos.

Para analizar los flujos de información, uno de los procedimientos más convenientes es la preparación de un flujograma.

Dentro de las normas de auditoria interna gubernamental nos encontramos también con este tipo de procesos. También en una auditoria de calidad.

Algunos clientes deben reportar a sus matrices y accionistas pronto dentro de un proceso de consolidación, por lo que la auditoría contable se realiza en enero / febrero.¡ normalmente.

Una vez finalizada la auditoría de estados financieros, el auditor emite una opinión de auditoría sobre los estados financieros.

Dicha opinión de auditoría contable se centra en expresar si las cuentas adjuntas expresan la imagen fiel del patrimonio, de sus resultados y flujos de efectivo.

Share to: