Controles de auditoría de preinstalación


Los objetivos de una auditoría contable son los de otorgar una mayor fiabilidad a los estados financieros de una entidad. Para ello se planifica una revisión o auditoría y se estudian los controles de auditoría de preinstalación.

El proceso de una auditoría contable consiste en planificar la revisión de los estados financieros partiendo del control interno, la tesorería, el inmovilizado, deudores, stock, fondos propios, pasivo corriente y no corriente y cuenta de resultados.

La planificación de una auditoría contable se suele hacer en dos fases, una previa y una fase final. La fase previa de una auditoría contable se suele realizar con unos estados intermedios en los meses de Octubre a Diciembre, previos al cierre de ejercicio. La fase final de la auditoría contable se realiza en los meses de febrero a junio, en función de las necesidades del cliente.

Algunos clientes deben reportar a sus matrices y accionistas pronto dentro de un proceso de consolidación, por lo que la auditoría contable se realiza en enero / febrero.¡ normalmente.

Una vez finalizada la auditoría contable, el auditor emite una opinión de auditoría sobre los estados financieros. Es el caso también en una auditoría jurisdiccional.

Desde ITG Auditores Madrid prestamos el más completo servicio de actividades de control.

Share to: