Casos practicos de una auditoría financiera

La auditoría financiera más sencilla es la auditoría financiera a una empresa de distribución o comercial y es el caso practico de auditoría financiera más típico en España. Los procesos y flujos de información en una empresa comercial suelen ser sencillos y los estados financieros de este tipo de entidades, centran la auditoría financiera en el stock, las cuentas a cobrar y la deuda con proveedores, que suelen ser pocos si se distribuye una sola marca comercial, en caso de multinacionales con socio único.

La auditoría financiera de una entidad comercial es también mas barata porque nos hace emplear menos horas. El grueso de nuestro trabajo de auditoría financiera se centra en los saldos a cobrar, verificar fisicamente el stock y confirmar saldos con acreedores.

Las cuentas anuales de estas entidades son también normalmente sencillas y el proceso de auditoría financiera es agil y sencillo.

Pese a que estas entidades suelen tener mayor volumen que un fabricante, la auditoría financiera es notablemente más sencilla que la que se realiza a otro tipo de entidades (fabricación, bancos, no lucrativas, reguladas, etc…).

Los auditores internos de una entidad suelen realizar un trabajo de auditoria continua.

¿Qué es una auditoría administrativa funcional?

El procedimiento de auditoría administrativa se puede centrar en una función o departamento especifico de una entidad. Lo primero es acudir al organigrama para ver como está definida la organización. Una vez verificada si la organización se enfoca por funciones (recursos humanos, financiero, comercial) o por zonas geograficas, o por tipos de clientes, entonces se define con la dirección de la entidad una función concreta a ser revisada por la auditoría administrativa.

El procedimiento auditoría administrativa involucra a toda la función, es decir, si se realiza sobre recursos humanos como función, se involucra desde el director hasta el último administrativo, con objeto de analizar por completo el proceso administrativo y realizar una completa auditoría administrativa de dicha función de la entidad.

Los auditores de nuestra organización le pueden ayudar a definir el proceso completo y luego por supuesto, a ponerlo por escrito y verificarlo a posteriori.

El proceso de auditoría administrativa de la función especifica se reporta al departamento de auditoría interna de la sociedad o a la dirección general. Las afirmaciones que se obtienen en este proceso figuran en un informe interno detallado del mismo. Dichas afirmaciones sirven para mejorar notablemente los procesos funcionales.

ITG Auditores es especialista en este tipo de entidades y nuestro trabajo como auditores es de los más agiles y efectivos del mercado.

Share to: